Caravana de autos clásicos y antiguos 2021

0
393
El pasado domingo 22 de agosto, los autos clásicos y antiguos rodaron por las calles de Medellín. • Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.
El pasado domingo 22 de agosto, los autos clásicos y antiguos rodaron por las calles de Medellín. • Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.
IU Digital de Antioquia

Por Manuela Muñoz Acevedo

Desde niños hemos presenciado el Desfile de Autos Clásicos y Antiguos cada año, siendo este tan esperado y conmemorativo como cualquier evento de la Feria de las Flores; sin embargo, lo que para unos es un espectáculo anual en el que se divierten, toman fotos y se deleitan con la elegancia, los detalles y los colores característicos de los autos, para sus dueños es un goce y un orgullo pleno para todo el año.

Lo más placentero de tener un auto clásico es llegar a ser parte de un colectivo que comparta su pasión, donde pueden sentirse apoyados, respaldados y que son parte de algo más grande. Estos grupos conformados por personas que tienen el mismo amor y cuidado por los autos antiguos, más que conocer y admirar sus autos, terminan formando amistades, planeando viajes en caravana, bazares y encuentros, sirviendo entre ellos como mecánicos, grupo de apoyo, rescatistas en carretera y manteniendo viva la historia de sus vehículos, que llevan muchos años rodando y haciendo memorias por esta ciudad, pero que hoy están en sus manos y desean mantener su legado. 

Por tanto, este evento toma un significado diferente cuando se vive detrás del volante: la emoción y las ansias por participar en el desfile es indescriptible para quien maneje un clásico, sus conductores se levantan temprano en la mañana a lavar, pulir y brillar sus autos para ser parte de la caravana, invitan a sus familias, empacan refrigerios y avisan a los vecinos para que salgan a verlos.

Este video muestra un aspecto de la caravana de autos clásicos y antiguos, que este año se hizo por iniciativa de los dueños de los vehículos. • Video. Manuela Muñoz, Comunicando Belén.

Allí en el punto de encuentro se aprecian saludos, reencuentros, felicitaciones para quien remodeló o pintó su vehículo, se admira el auto del otro, se intercambian recomendaciones de nuevos talleres o sitios para comprar repuestos, se comparten tips para el cuidado del vehículo, se le da la bienvenida a miembros del grupo que vienen desde otras ciudades y países solo para ser parte del evento.

Además, se encuentran familias que llevan años participando del desfile por tradición; se vive un día realmente feliz y emocionante, donde todos terminan por formar una gran familia.

Ya en medio de la caravana se aprecia la emoción de la gente al verlos pasar, se siente un ambiente alegre y festivo, donde poco a poco se amontonan las personas en las calles para aplaudir, saludar y grabar.

Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.
Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.

Es un día lleno de recuerdos y nostalgia para quienes se escuchan decir: “ese era el carro del abuelo” o “en ese carro aprendí a manejar”, surgen además las historias que ya habían sido olvidadas, como: “una vez nos fuimos toda la familia para la costa en un carro de esos y nos fuimos en el volco”, lo que demuestra que el desfile no solo representa el exhibir los autos, sino que trae recuerdos, felicidad, un cambio en la rutina y la monotonía, donde todos los espectadores vuelven a su juventud y se sienten identificados con los autos o encuentran en ellos un sentimiento que estaba perdido.

Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.
Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.

Este año el evento se llevó a cabo en forma de caravana por las calles de Medellín, saliendo desde la institución educativa Inem y pasando por las principales calles y avenidas de la ciudad en una ruta de 25 km, gracias a los miembros que impulsaron la idea y prestaron sus autos y tiempo para el evento, que pudo realizarse para el disfrute de los espectadores que se encontraban por la ruta de la caravana, quienes paraban sus vehículos, salían a los balcones y dejaban sus actividades al reconocer los característicos claxon de los clásicos al pasar, como el sonido de la cucaracha, el correcaminos o las cornetas de película.

Tras finalizar el recorrido, la caravana retornó a la institución Inem, para llevar a cabo la premiación y el reconocimiento de los autos que asistieron, donde se votó por categorías como el auto más antiguo o más aseado.

Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.
Imagen: Manuela Muñoz, Comunicando Belén.

La rodada se realizó de forma independiente y con apoyo de clubes y grupos de autos y motocicletas antiguas. Se hizo con empeño, contó con muy buena planeación, participación y con una excelente acogida en la ciudad.

Es importante mencionar que el objetivo principal de la caravana consistía en mantener la tradición y el reconocimiento de los autos clásicos y antiguos en la ciudad, pero sobre todo que todos sus espectadores y participantes tuvieran un momento agradable, lo cual con mucho esfuerzo y alegría se vio cumplido al final de la tarde.

Computadores Futuro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here