¿Cómo alimentarnos adecuadamente para estar saludables?

Algunos expertos se basan en el tipo de sangre de la persona para seguir una dieta

0
3211
Una alimentación saludable significa que aporta todos los nutrientes importantes y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana. Imagen freepik.es.
IU Digital de Antioquia
“Que la comida sea tu alimento y tu alimento tu medicina” 
Hipócrates

Para el ser humano es una constante la búsqueda de la salud y la felicidad. En este caso habláremos de cómo alimentarnos adecuadamente teniendo en cuenta nuestro tipo de sangre para llevar un dieta saludable y la importancia que tiene para el cuerpo y para el alma. 

Una buena nutrición es la base para una buena salud. «La comida como medicina” es un término que fue originalmente acuñado por Hipócrates, el padre de la medicina occidental, hace casi 2500 años.

En la actualidad estamos retornando a una alimentación más natural, ecológica y pensada para dejar atrás una vida de comida ultraprocesada que afecta nuestra salud.

Cabe recordar que en nuestro cuerpo se experimentan diferentes procesos físicos y químicos que ocurren en las células, a esto se le llama metabolismo. Se encarga de convertir  los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales.

Las funciones vitales están relacionadas con: respirar, hacer la digestión, hacer circular la sangre, mantener la temperatura corporal y eliminar los desechos (a través de la orina y las heces). 

Es decir que no sólo utilizamos esa energía para movernos y pensar, sino también cuando estamos en reposo.

Es importante resaltar que el organismo, mediante el metabolismo, es capaz de distinguir entre las sustancias nutritivas y aquellas que resultan tóxicas. Los nutrientes son aprovechados como energía, mientras que los tóxicos son desechados.

Consumamos alimentos saludables y que nos hagan felices. Imagen freepik.es.

Entonces si los alimentos tienen el poder de prevenir algunas de las enfermedades que experimentamos hoy en día, vale la pena implementar hábitos saludables no sólo para curarnos y restaurar el cuerpo, sino también para prevenir enfermedades.

Cambios en nuestros hábitos alimenticios que tengan como base el uso de alimentos como medicina para el cuerpo y el alma, son el primer paso para ayudar a nuestro organismo.

Dieta alimenticia según tipo de sangre

Es importante combinar una buena dieta alimentaria con ejercicio físico y salud emocional.

De acuerdo con algunos expertos, la dieta alimenticia de una persona debe basarse en su tipo sanguíneo para consumir los nutrientes adecuados para la salud de su cuerpo. Y que al seguir esta dieta, el cuerpo puede digerir mejor ciertos alimentos lo que permite una mejor digestión, la capacidad de mantener el peso corporal, el aumento de los niveles de energía y la capacidad de prevenir enfermedades.

Y todo esto porque los organismos o cuerpos no reaccionan de la misma manera a los alimentos; por ejemplo algunos son intolerantes a los lácteos mientras que otros no.

Según la investigación,  del médico naturista Peter D’Adamo se cree que el Tipo O es el más cercano al tipo de sangre «ancestral» de los cazadores-recolectores y, en consecuencia, la dieta es rica en proteínas animales. El Grupo A se basa más en la de los agricultores con una dieta más vegetariana, mientras que el Grupo B surgió entre las tribus nómadas que consumían muchos productos lácteos. El grupo AB tiene recomendaciones hechas para aquellas personas con sangre de tipo A y B.

Ahora vamos a contarles qué comer de acuerdo al tipo de sangre, y recuerden que si desean probar esta técnica de alimentación siempre deben consultar primero a un especialista. También es importante en los hábitos saludables combinar una buena dieta alimentaria con ejercicio físico y salud emocional.

1. Cuál es la dieta para el tipo de sangre O

Debe elegir alimentos ricos en proteínas y comer carne, verduras, pescado y frutas. 

  • Pierden peso con: el pescado, carnes rojas, algas marinas, espinacas, brócoli, mariscos, hígado, aceite de oliva.
  • Aumentan de peso con: maíz, lentejas, harina de trigo y col.
  • Alimentos que deben evitar: berenjenas, papas, carne de cerdo, carnes en conserva, embutidos, caviar, arenques, pescado en conserva, lácteos, productos con trigo, maíz, cereales, café y bebidas gaseosas.
  • Alimentos positivos: mantequilla, carne magra, quesos frescos y queso de soya
  • Actividad física recomendada: debe realizarse frecuentemente. De preferencia, elegir los deportes que requieren de un esfuerzo muy intenso.

2. Cuál es la dieta para el tipo de sangre A

Se recomienda comer frutas, verduras, tofu, mariscos, pavo y granos enteros, pero evitar la carne. Pierden peso con la piña, los vegetales, la soya, mariscos y aceite de oliva.

  • Aumentan de peso con: lácteos, carnes, habas y exceso de trigo.
  • Alimentos que deben evitar: embutidos, alimentos ahumados, alimentos en conserva, carnes, alimentos precocinados y productos con harina de trigo.
  • Alimentos positivos: vegetales, legumbres, frutas y cereales.
  • Actividad física recomendada: ejercicios más relajantes que demandantes, como el yoga, el tai chi, la caminata, las excursiones y la natación moderada.

3. Cuál es la dieta para el tipo de sangre B

Optar por una dieta diversa que incluya carne, fruta, lácteos, mariscos y cereales. 

  • Pierden peso con: carne, vegetales verdes, huevos, hígado y té de regaliz.
  • Aumentan de peso con: cacahuates, trigo, maíz, semillas de sésamo y lentejas.
  • Alimentos que deben evitar: embutidos, pollo, cerdo, mariscos, productos con base de maíz y trigo, frutos secos y semillas.
  • Alimentos positivos: frutas, hortalizas de hoja verde, carnes magras, pescado, huevo y lácteos.
  • Actividad física recomendada: se sugiere una intensidad moderada en ejercicios como el yoga, la natación, la bicicleta o el tenis.

4. Qué comer de acuerdo al tipo de sangre / Dieta para el tipo de sangre AB

Seguir una dieta rica en lácteos, tofu, cordero, pescado, cereales, frutas y verduras

  • Pierden peso con: piña, lácteos, algas marinas, vegetales, pescado y tofu.
  • Aumentan de peso con: alubias, semillas de sésamo, carnes rojas, maíz y trigo.
  • Alimentos que deben evitar: carnes rojas, embutidos, carnes ahumadas, langosta, cangrejo, almejas, pulpo, productos con harina de trigo, pasta, vinagre, encurtidos y pimienta.
  • Alimentos positivos: pescado, lácteos, frutas y hortalizas.
  • Actividad física recomendada: ejercicios que se realicen con una intensidad moderada como el yoga, la caminata y la natación.

Lea también:

  1. ¿Qué es la alimentación emocional?
  2. ¿Cómo influyen las emociones en nuestra alimentación?

Fuentes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here