Con la colaboración internacional, la Escuela para la Inclusión mejora el apoyo a la población más necesitada.

30 personas, entre asistentes, técnicos, tecnólogos y profesionales, recibieron capacitación en enfoque diferencial de género entre marzo y junio.

0
71
Vamos Belén

La Escuela para la Inclusión, que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas en situación de vulnerabilidad, logra consolidar su atención diferencial a través de la aplicación del enfoque de género gracias a la cooperación internacional. Entre el 29 de marzo y el 9 de junio, 30 personas involucradas en esta estrategia asistieron a capacitaciones dirigidas por representantes del Instituto Nacional de las Mujeres de Costa Rica (INAMU).

Para encaminar esta propuesta con un enfoque diferenciado desde la perspectiva de género para la atención a la mujer, se realizaron ocho encuentros virtuales, con una duración de tres horas cada uno. Lo anterior, además de reducir la pobreza extrema, monetaria y multidimensional, también pretende hacer lo mismo con la desigualdad y las barreras de acceso.

El equipo de capacitación creó una metodología para conocer los módulos y el marco conceptual con el fin de hacer recomendaciones sobre cómo abordar a la población vulnerable desde una perspectiva de género. un esfuerzo por proporcionar a los usuarios herramientas que fomenten una intervención exhaustiva con la menor cantidad de restricciones y sesgos posibles.

Es crucial que trabajemos juntos. Uno de los objetivos de nuestro instituto es proteger los derechos humanos, particularmente los derechos de las mujeres. Discriminación, posible inclusión en ámbitos culturales y políticos, espacios donde frecuentemente sufren discriminación, violencia y baja participación, según Ana Patricia Vargas León, representante del Instituto Nacional de las Mujeres (área de desarrollo regional).

VIDEO: Subsecretaria de Derechos Humanos.

Estas presentaciones, que forman parte del proyecto “Asistencia Técnica para la Implementación del Enfoque Diferencial con Perspectiva de Género en la Escuela para la Inclusión de la Unidad Familiar de Medellín”, mejorarán la capacidad de la estrategia para implementar un enfoque diferencial con una perspectiva de género.

El Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) es el organismo autónomo del gobierno costarricense responsable de formular, coordinar y ejecutar las leyes destinadas a proteger de manera efectiva los derechos humanos de las mujeres y poner fin a la violencia contra las mujeres. género, asesoría social, legal y política interdisciplinaria, así como el apoyo al empoderamiento, autonomía y desarrollo de las mujeres.

La visita del Instituto Nacional de la Mujer de Costa Rica es un privilegio. La Escuela para la Inclusión se fortalecerá desde un enfoque diferencial y perspectiva de género como resultado de un encuentro de cooperación internacional. De esta manera, brindaremos recursos para todas las mujeres de nuestro distrito que asisten a la Escuela para la Inclusión, dijo Alexandra Virviescas, Subsecretaria de Derechos Humanos.

Barrio Triste (carrera 60 48-37) sirve como ubicación de la escuela. Su objetivo es brindar a quienes han enfrentado desafíos como consecuencia de sus circunstancias sociales, personales y económicas, nuevas oportunidades, así como oportunidades de ingreso y transformación social que les permitan alcanzar la independencia económica y la autonomía.

A junio de 2023, 1.516 personas habían completado su entrenando allí; 610 de ellos habían comenzado sus carreras, 560 habían comenzado sus propios negocios y 364 habían sido contactados sobre oportunidades de empleo con aliados públicos y privados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here