El Feng Shui y su aplicación en casa

El feng shui es una filosofía originada hace mas de 3.500 años en china, lo cual se traduce literalmente como “viento y agua”.

0
241
Foto: Pixabay.
IU Digital de Antioquia

Originalmente la técnica del feng shui estudiaba los cambios que se producían en el clima, los astros y la naturaleza, para entender cómo estos afectaban la energía vital (chi) de la persona.

En la China Imperial, el feng shui pasó a ser exclusivo de la clase alta de la sociedad, que aplicaba sus principios en la construcción de palacios y tumbas; sin embargo, al comenzar la República, esta filosofía fue prohibida.

Por esto los centros actuales del feng shui no se encuentran en china sino en Hong Kong, Taiwán y Malasia.

Esta práctica se popularizó en la última década del siglo XX, extendiéndose por todo el mundo.

¿Qué busca?

La técnica del feng shui busca el equilibrio de la energía vital de la persona a través de la distribución, decoración y orientación de los espacios en los que se desarrollan actividades cotidianas como en el hogar, lugar de trabajo u ocio.

El feng shui supone que no solo nuestras acciones y pensamientos influyen en nosotros, sino que también lo hacen el espacio que nos rodea y los objetos que en él se encuentran.

El feng shui se puede utilizar para acumular energía positiva, favorecer la salud, buenas relaciones familiares, atraer dinero, inspiración y bienestar en casa.

Esta técnica también se usa para restaurar, aumentar o mantener la energía positiva.

Por esto el feng shui es recomendado en la decoración para delimitar la ubicación de la vivienda, formas, colores y textos que se utilizan, símbolos personales, el yin yang y la óptima integración de los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua) en casa.

Los elementos

En el feng shui existen diversos elementos para atraer la energía positiva, a continuación, compartiremos los más comunes:

    • Orden y limpieza: Deshacerse de lo que no se necesita, vaciar y hacer limpieza, punto de partida para que fluya la energía adecuadamente.
    • Recibidor: Dar la sensación de espacio y estar iluminado ya sea con luz natural o artificial.
    • Sala: Debe tener luz natural, buena ventilación y plantas naturales, los sofás en forma de L apoyados en la pared, no enfrentados y procurar tener muebles de materiales nobles y esquinas redondas.
    • Cocina: Siempre ordenada y lo más alejada posible de la puerta principal, aunque no de espaldas a esta zona. La zona de aguas debe estar debidamente separada de la de fuegos, la madera se debe complementar con metal.
    • Baño: La puerta del baño no debe estar enfrentada a la puerta principal de la vivienda o frente a la cocina, se recomienda materiales como madera, y mantener siempre la puerta cerrada del baño, desagües y tapa del inodoro.
    • Dormitorio: Para procurar el sueño y descanso, la pared tras el cabecero debe ser la más alejada de la puerta; recomendadas las mesitas de noche, lamparitas, colores suaves, aunque los espejados colocados frente a la cama o la pared y objetos como teles y móviles deben evitarse.
    • Exteriores: Proteger el jardín o terraza con vallas, árboles o plantas por el lado que provengan vientos finos, abrirlos hacia la luz del sol. El agua símbolo de dinero y prosperidad, por lo que los estanques con peces y tortugas son esenciales. En cuanto a plantas el bambú, el jazmín, orquídeas y pinos atraen a la buena energía.
    • Detalles: No se recomiendan cuadros de objetos muertos, plantas secas, fotos de familiares fallecidos ni objetos rotos. Se valora mucho la presencia de flores frescas, así como cuidar olores y colores en general, ya que influyen en el estado de ánimo.

Melissa Naranjo Mejía
Ingeniería de la calidad
Itm

Computadores Futuro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here