La gran nube de polvo viajando a través del Océano Atlántico. Foto: NASA.

El Sahara es un mítico desierto ubicado muy lejos de nosotros, a un mínimo de 6,500 kilómetros… ¿cómo puede influir esa inmensidad de arena y dunas en nuestro Valle de Aburrá? En este artículo te contamos sobre la gran nube de polvo que podría llegar a Medellín.

Te puede interesar: En tiempo real: vea cómo la nube de polvo del Sahara pasa por encima del Valle de Aburrá.

Antes de iniciar: para que nos hagamos una idea de lo lejos que está, te invitamos a este recorrido virtual, con tecnología de Google Earth, que inicia en la maravilla natural conocida como el Ojo del Sahara (Mauritania, África Occidental) y llega hasta nuestro Parque de Belén:

Entonces: si estamos casi al otro lado del mundo, ¿cómo nos afecta la arena del Sahara?

¿Qué son las nubes de polvo del Sahara?

Aunque nos parezca novedoso o increíble, este es un evento que sucede todos los años por la misma época. ¿Por qué?

Alrededor del 21 de junio ocurre el solsticio de verano. Esto quiere decir que es la posición de la Tierra con respecto al Sol cuando el hemisferio norte se encuentra orientado hacia nuestra estrella; por lo tanto, la parte de nuestro planeta que está al norte de la línea del ecuador experimenta días más calurosos y más largos (mientras más hacia el polo norte viajemos, más largos serán los días).

Puedes saber más sobre el solsticio de verano aquí.

Cuando llegamos a estas épocas, los vientos alisios, que son los que soplan en las regiones tropicales, se hacen particularmente fuertes. Esto hace que su intensidad cuando cruza la región del Sahara en el continente africano sea tal que pueda levantar millones de toneladas de polvo, las cuales se elevan hasta varios kilómetros y quedan listas para viajar sobre el Océano Atlántico, conformando un auténtico huracán de arena.

Polvo del Sahara captada por satélite el pasado 18 de junio. Foto: NOAA.

Por diferentes condiciones climáticas y atmosféricas, hay años en los cuales esta nube de polvo es mucho más grande que en otras ocasiones. Este 2020, al parecer, no deja de sorprendernos: el movimiento de arena y polvo es uno de los mayores registrados en los últimos años, tal y como lo muestran diferentes fotografías obtenidas desde satélites e, incluso, desde la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Polvo del Sahara visto desde la Estación Espacial Internacional, junio 21. Foto: ISS.

En cuestión de días, todo ese polvo cruza el océano Atlántico y llega a nuestro continente, impactando una región tan amplia que abarca desde la selva amazónica hasta (posiblemente) partes de Estados Unidos. Esta es una proyección que realizó la NASA sobre el recorrido de la nube:

En la simulación anterior puede verse que la mayor concentración de partículas en el aire, representada en color rojo, afecta principalmente a la región de las Antillas. De hecho, en países como Cuba, Puerto Rico o Jamaica, se han registrado fotografías impresionantes, como las que se ven a continuación.

Aspecto de la nube en Trinidad y Tobago. Foto: El Nuevo Día.
Aspecto de la nube en Puerto Rico. Foto: Ricardo Arduengo, AFP, vía Telemundo.

A pesar de ello, cabe mencionar que el norte de Colombia se ve afectado por una zona menos espesa del fenómeno. Entonces, ¿qué podemos esperar en nuestra ciudad y en nuestro país?

¿Y qué pasará en nuestro territorio?

Lo primero que hay que decir es que no debemos anticipar que esta nube nos oculte la visibilidad. Nuestra ciudad no se encuentra ubicada en la trayectoria de mayor densidad y, por esta razón, recibiremos menos partículas que en el mar Caribe.

En esta imagen de junio 19 se aprecia el gran tamaño de la nube. Las áreas rojas son las de mayor concentración de partículas. Imagen: NASA.

Sin embargo, sí podríamos detectar que el polvo en nuestras casas y en los vidrios de nuestras ventanas será más fino y más abundante que en condiciones normales. También cabe esperar que, si el clima lo permite, disfrutemos de atardeceres singularmente hermosos, debido a que las finas arenas en el aire filtran la luz y pueden provocar cambios en la coloración, gracias a la refracción de la luz solar.

A pesar de ello, no debemos bajar la guardia.

Un estudio publicado por la Universidad de Medellín describe la influencia que tuvo este fenómeno natural en las ciudades de Bogotá y Medellín en junio de 2014, cuando también se presentó una intensidad notable. Los investigadores muestran una posible correlación entre el polvo del Sahara y un incremento en la contaminación del aire en ambas urbes.

La calidad del aire en Medellín podría verse comprometida por este fenómeno atmosférico. Foto: Revista Semana.

La recomendación, entonces, es que las personas que sufren de afectaciones respiratorias tengan especial cuidado durante esta semana y eviten salir de casa. Lo anterior se suma a las restricciones por la pandemia de la covid-19 que ya conocemos: el uso del tapabocas sigue siendo aconsejable, ahora también para filtrar estas partículas que nos llegan desde África.

En otras palabras: si estornudas con mayor frecuencia durante estos días o tienes que sacudir tus muebles y ventanas más seguido, ¡agradécele al desierto del Sahara!

¿Qué efectos tiene este fenómeno en el ecosistema?

A pesar de que nos pueda sonar a malas noticias, de hecho el planeta se regocija con que este fenómeno ocurra.

Imagen satelital que muestra el avance del polvo sobre las Antillas y el Caribe. Foto: NOAA.

Las partículas del Sahara son ricas en minerales necesarios para la nutrición de muchas especies vegetales en el Amazonas. De no ser por este intercambio alimenticio que recorre todo un océano, las selvas no recibirían un importante refuerzo de fósforo que permite a los árboles un mayor crecimiento.

Este video de la NASA nos ilustra la enorme contribución del Sahara a las selvas de nuestro continente, el mayor pulmón verde del mundo:

Así pues: si estornudamos un poco más o tenemos que limpiar con mayor frecuencia, es un precio pequeño que pagamos por conservar nuestro ambiente en equilibrio. Tal vez, si estamos de buenas, se nos recompense con una puesta de sol inolvidable.


Actualización junio 24: el fenómeno atmosférico dejó imágenes que nuestros lectores nos ayudaron a recopilar. Puedes verlas acá.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here