Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos
Por Mauricio Berrío Vélez
Periodista

Las preferencias musicales de los seguidores de Elkin Ramírez y su banda Kraken son deducibles en términos generales. El Rock, en la mayoría de los casos, es el género bandera de quienes comparten tanto la estética como la filosofía de quien lideró la banda durante 30 años de historia.
Sin embargo, poco conocemos sobre los gustos particulares en cuanto a música se refiere de quien fundó un género para la época. ¿Qué escuchaba «El Titán» en su fuero interior?, ¿cuáles canciones incidieron de manera relevante de una u otra manera en su vida? Este texto pretende un recorrido sonoro por esas particularidades que, más allá de sorprender, dan cuenta de una sensibilidad honesta frente a la vida de un ser tan humano como trascendental.
El 18 de junio de 1984 nacía, tal vez sin saberlo, una de las agrupaciones que moldearía el sonido de una generación convulsa que más adelante se debatiría entre asistir o no a un evento amenazado por bombas. La guerra menoscabaría una ciudad disputada por bandidos ajenos al arte y a cualquier expresión que fuera en contra de sus intereses. El 22 de septiembre de ese mismo año, el Teatro Lux, ubicado en la Comuna 3, Manrique, de la ciudad de Medellín, acogía a más de mil asistentes quienes por primera vez fueron testigos del sonido estridente de Kraken, que respondía con fuerza a esa extraña pero cotidiana realidad.
La búsqueda artística hacia la expresión del sentir de los jóvenes pares con quienes compartía ese mismo contexto, junto a una exploración estética, serían el motor de Fernando -como lo llamaban en la intimidad de su hogar- para reunir a Jorge Atehortúa (bajo), Jaime Tobón (guitarra rítmica), Hugo Restrepo (guitarra líder) y Gonzalo Vásquez (batería), alineación que pondría en su justo lugar a la escena de la Medellín de los años 80 liderados ya por, como sería conocido en adelante, Elkin Ramírez, «El Titán».
El proceso de Elkin para alcanzar la cúspide narrativa con Kraken fue largo. Su trasegar por bandas como Hertz, Lemmon Juice, Mortero, Kripzy y Ferrotrack, siempre como voz líder, contribuyó para lograr la claridad lírica convertida en su sello personal y autodidacta.
No es un secreto que Led Zeppelin, Iron Maiden, Dio y Black Sabbath, así como Barón Rojo y Judast Priest, fueron estandartes en su amplia discografía. Sin embargo, los gustos musicales de Elkin Ramírez, tan diversos como sus largas tertulias familiares, en especial con su padre, contribuyeron uno a uno en el resultado de su concepto artístico bienlogrado durante 30 años de persistencia.
Más allá de lo obvio, el desarrollo musical del «Titán» estuvo marcado siempre por influencias traídas fuera de los límites del rocanrol. El Hard Rock Progresivo al que dio identidad fue edificado con materiales importados de Argentina, México, España, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Austria, con matices como el tango, la balada romántica, la música de cámara y la canción social.
En ese sentido, adquiere relevancia entender el porqué de los sonidos característicos de Kraken y cómo llegaron a convertirse en documento histórico a través del arte. La apreciación estética de Elkin Ramírez, «El Titán», se componía por un amplio universo que orbitaba entre el entendimiento del arte como expresión humana y el respeto por la diferencia.
La siguiente playlist ausculta la banda sonora de la vida de un artista quien a su vez se convirtió en banda sonora de otras vidas. Cada una de las canciones da cuenta honesta de una parte de la cotidianidad e identidad del «Titán». El viaje musical da pistas para entender la sensibilidad de un hombre que trascendió mediante su legado, pese a su temprana muerte el 29 de enero de 2017.

-Mozart
La flauta mágica

-Roberto Goyeneche – Orquesta Aníbal Troilo
Garúa [brisa del mar]

-Camilo Sesto
Donde estés

-Juan Fernando Velasco
Ángel de luz

-Fernando Valadez
Por qué no he de llorar

-Led Zeppelin
Communication Breakdown

-Goyeneche / Piazzolla                                                                                       Balada para un loco

-Kraken II
Una vez más (habla de la soledad)

-Whitesnake
Still of the Night

-Bread
The Guitar Man

-Manolo Galván
Hijo de ramera

-Graham Bonnet
Hiroshima Mon Amour

-Edith Piaf
Padam Padam

Frágil Al Viento / Kraken / Concierto 30 Años: La Fortaleza Del Titán

Servicio social

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here