Tapabocas: el accesorio del año

0
725
Foto: misionesonline.net
Vamos Belén
Por Juan Diego Hernández Londoño
Reportero comunitario

No estaba en los cálculos de los diseñadores de modas ni de las grandes marcas de ropa o accesorios y, sin embargo, se ha vuelto un outfit indispensable durante este año. El tapabocas, ese pequeño pedazo de tela que cubre la nariz y la boca, es la constante en las fotografías y videos que ahora vemos a diario. Desde los más sencillos y aburridos, casi hospitalarios, hasta los más sofisticados y atrevidos, estos elementos se convirtieron en el accesorio más utilizado por celebridades, políticos y personas del común en este 2020.

En Comunicando Belén quisimos buscar algunos de los diseños más llamativos e innovadores. Queremos que estas ideas sirvan como fuente de inspiración para quienes están elaborando sus propias mascarillas, bien sea para uso personal o para comercialización.

Los más sencillos: el principio de la moda “menos es más”.

La diseñadora de modas Coco Chanel popularizó la frase “menos es más”, con la que hacía una defensa del minimalismo en la moda y promovía, de paso, sus modelos del famoso little black dress o pequeño vestido negro. La idea caló entre los diseñadores de todo el mundo y muchos decidieron adoptarla como referente para sus colecciones. 

En el caso de los tapabocas, lo sencillo no es sinónimo de aburrido. Un ejemplo de ello es este modelo que se encuentra disponible en páginas de compras virtuales.

Imagen tomada de Mercado Libre México
Tapabocas de diseño sencillo en color negro.

En estos casos, el diseño del accesorio es más importante que sus estampados o sus materiales. El color negro tiene la ventaja de que combina con prácticamente todo lo que tengamos en nuestro guardarropa; no obstante, los modelos que vienen en un solo color nos dan la posibilidad de atrevernos con combinaciones más osadas.

Los personalizados: tus gustos a la vista de todos.

Otra tendencia muy notoria es la de los tapabocas con estampados. Algunos son muy coloridos y otros más discretos, pero todos comparten un rasgo: expresan lo que la persona quiere decir. Si eres aficionado a algún deporte, amas a los animales, te gustan las calaveras o las flores, quieres parecer divertido o simplemente poner el nombre de tu artista favorito, las ideas en este sentido son prácticamente infinitas.

Imagen tomada de Parati.com.ar
Esta familia nos muestra sus diferentes gustos en solo una imagen.

Si los ojos son el espejo del alma, la sonrisa es el mejor marco que podemos ponerle a ese espejo. En tiempos en que no podemos encantar al mundo con nuestra sonrisa, oculta bajo este elemento de protección, ¿por qué no dejar que la mascarilla enmarque nuestra expresividad?

Los de lujo: las grandes marcas se hacen presentes.

Como ya lo mencionamos, los diseñadores de modas no tenían previsto, como ninguno de nosotros, que el 2020 sería el año de las caras cubiertas. A pesar de ello, muchos no han perdido tiempo y han lanzado propuestas pensadas para quienes aman el lujo y la apariencia sofisticada y chic. De este modo, por ejemplo, Louis Vuitton, una reconocida marca de accesorios de lujo, ha propuesto modelos con materiales exclusivos, diseños de vanguardia y, por supuesto, sus marcas presentes en ellos.

Imagen tomada de Twitter
Tapabocas de lujo de la marca Louis Vuitton.

Estas mascarillas seguramente no llegarán al gran público por sus elevados costos, pero, al fin y al cabo, ¿no es eso mismo lo que ofrecen estas marcas? 

Los deportivos: vivir al extremo en tiempos de pandemia.

Quienes practican deportes extremos como el motocross o el ciclismo, o son aficionados a ellos, desde siempre han tenido al tapabocas como un accesorio infaltable. La practicidad de estos elementos para evitar que el polvo o el barro nos inunden la boca es el factor por el cual se ha recurrido a estos recubrimientos. ¿Cómo no usarlos en estos tiempos?

Imagen tomada de Pinterest
Ejemplo de tapabocas de entrenamiento.

Pero no te apresures: estos tapabocas suelen ser costosos por los materiales que emplean y, lo más importante, están diseñados para filtrar el polvo y la polución, por lo cual pueden no ser tan efectivos para evitar el contagio de virus u otros microorganismos. Recomendamos leer muy bien las especificaciones del producto antes de comprarlo.

Impresiones en 3D: la tecnología al servicio de la salud.

En los últimos años, la impresión en 3D ha cobrado una relevancia mucho mayor de lo que cualquier pronóstico se atrevía a predecir. Desde elementos decorativos hasta la posibilidad de construir bases habitables en el planeta Marte, las posibilidades en este campo no paran de crecer.

Imagen tomada de Lanacion.com.ar
Prototipo de mascarilla impresa en 3D.

En tiempos de crisis sanitaria, los desarrolladores de esta tecnología han realizado contribuciones importantísimas, por ejemplo, en la implementación de ventiladores “baratos” para que se puedan emplear en unidades de cuidados intensivos. Por supuesto, también se está trabajando en diseños de tapabocas para que cualquiera (con una impresora 3D, claro) pueda descargar e imprimir alguno de los múltiples modelos disponibles.

Los más raros: el auge del steampunk.

Para algunos, no basta con que los materiales o el estampado sean personalizados. Muchas personas quieren que el diseño mismo de la mascarilla sea casi como una obra de arte, salida de una pesadilla psicodélica o de una película de ciencia ficción. Así, formas de hocicos de animales, diseños inspirados en las máscaras antigás de un apocalipsis nuclear o diferentes extravagancias más, son cada vez más comunes en los comercios en línea.

Imagen tomada de Pinterest
Modelo de mascarilla tipo “steampunk” elaborada en cuero rústico.

Una gran fuente de inspiración para estos diseños ha sido la corriente steampunk, que combina elementos rústicos y diseños retro con algunos toques de tecnología o vanguardia, que parecen sacados de la fantasía de algún científico loco o de la película Mad Max. Estos accesorios son ideales para las personas que quieren combinar el tapabocas con vestuario de cuero, taches u otros elementos de esta subcultura.

Al igual que con las mascarillas de entrenamiento que ya presentamos, es recomendable que busquemos información técnica sobre los materiales y la confección de la prenda, pues no todas son de utilidad para filtrar patógenos y protegernos de contagios. Una buena idea sería contactar a los fabricantes para obtener información de primera mano al respecto.

Tapabocas nupciales: evita riesgos en tu boda.

¿Tenías previsto tu matrimonio con mucha antelación y tuviste la mala suerte de que se te atravesó una pandemia? Seguramente querrás aplazarlo todo hasta que lleguen tiempos más prudentes. Si, a pesar de ello, quieres seguir adelante con tus planes, incluso suponiendo una ceremonia virtual u otra solución creativa que no implique contacto físico con otras personas, estos tapabocas pueden servirte.

Imagen tomada de Eluniversal.com.mx
Uno de los modelos de tapabocas nupciales.

La diseñadora israelí Lubna Safadi ha propuesto estas audaces mascarillas pensadas para hacer juego con la ocasión. La foto muestra uno de sus diseños y, como podemos ver, se esmera en los detalles. 

De todos modos, hay que enfatizar en que debemos seguir las recomendaciones de las autoridades para que mantengamos el aislamiento social, por lo que eventos como las bodas no son aconsejables en los próximos meses.

Los institucionales: el rostro como vitrina para nuestro mensaje.

Finalmente, las mascarillas permiten que mostremos nuestro interés por algún tema en particular o por alguna campaña que se esté haciendo. La pañoleta verde o violeta que han usado los movimientos feministas en los últimos tiempos es un claro ejemplo de ello: basta con ver a alguien con la cara medianamente cubierta por una tela verde o violeta con algunos estampados para que sepamos que se trata de alguien que simpatiza con el feminismo. 

Pero no se trata solamente de política: campañas educativas o institucionales también se hacen presentes en este accesorio que llegó para quedarse… al menos durante el resto de este año.

Imagen tomada de Twitter
El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, luce su mascarilla con el mensaje institucional de “Medellín Me Cuida” en la portada de La República.

Uno de los ejemplos más recientes lo ofreció el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien en una reciente aparición en La República lució un tapabocas con el mensaje “Medellín Me Cuida”, invitando a la ciudadanía a participar de esta iniciativa de la administración municipal.

Los anteriores no son todos los ejemplos que existen, claro está. Sabemos que en estos momentos muchas personas están desarrollando diseños creativos, funcionales o económicos y queremos visibilizarlos en este espacio. Por eso, en una próxima entrega estaremos compartiendo con ustedes los modelos de mascarillas que nuestros lectores están elaborando.

Si quieres compartirnos tus ideas o modelos de tapabocas, por favor envíanos fotografías, especificaciones, precios y datos de contacto al correo quirofanodetextos@gmail.com. Queremos incluir tus iniciativas en nuestra próxima publicación.


#Al100PorBelén, #QuédateEnCasa, #Moda


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here