¿Ha sufrido “bullying” ? preste atención

El acoso escolar y el efecto que produce en el estado emocional y social de niños y adolescentes.

0
4575
Little boy sitting alone on chair and suffering an act of bullying while children mocking. Sad young schoolboy sitting on studio against white background. (imagen freepei)
Unas de las formas más comunes para traducir la palabra bullying son matoneo, hostigamiento y acoso.
IU Digital de Antioquia
Por: Por: Ana María Cardona 
Sicóloga

El término “Bullying” es conocido a nivel mundial, sin embargo, no se sabe mucho del origen del mismo. Varias investigaciones han demostrado que este término surge de la cultura anglosajona. “Bull” significa “Toro”, en este sentido, el bullying es la actitud de actuar como un toro con la intención de aplastar a unos u otros de manera impenitente.

Unas de las formas más comunes para traducir la palabra bullying son matoneo, hostigamiento y acoso. Es importante entender que el acoso escolar no solo se manifiesta de forma física sino también verbal, como lo pueden ser las burlas y de manera psicológica en un entorno de manipulación.

GÉNESIS DEL ACOSO

imagen freepik
Como cualquier problemática social e individual, el matoneo también tiene una génesis

Se evidencia una preocupación latente sobre la necesidad de la intervención para mejorar la convivencia de los grupos en los entornos académicos, bien sea escuela, colegio o universidad. Abarcando este contexto, uno de los aspectos más relevantes, son los escenarios de violencia y matoneo entre el estudiantado.

Como cualquier problemática social e individual, el matoneo también tiene una génesis, debido a que somos seres bio-psico-sociales, en los que nuestras conductas están redirigidas a experiencias subjetivas, teniendo como referencia la familia y otros contextos en los que nos podemos desenvolver. 

Partiendo de este punto, un agresor puede tener sus primeras conductas debido a experiencias cercanas de maltrato o violencia, ya sea física verbal o psicológica, por parte de sus padres, cuidadores u otras personas que hagan parte de sus redes de apoyo. Por esto, es importante identificar cuáles patrones de crianza se siguen en casa, como también las dinámicas familiares y los vínculos afectivo-emocionales que establece el niño o adolescente.

CIFRAS DEL “BULLYING” EN COLOMBIA

Actualmente Colombia es uno de los países con mayor cantidad de casos de acoso escolar. La ONG Internacional Bullying Sin Fronteras manifestó, que desde 2017 hasta la fecha, se han presentado 8.981 casos graves de Bullying.

Un estudio de RedPapaz realizado en Colombia, abarcó a 50 mil jóvenes y dio como resultado que los más afectados por esta situación son los chicos en los grados quinto (primaria) y noveno (bachillerato).

Según la definición establecida entre la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, el bullying o acoso escolar es toda intimidación o agresión física, psicológica o sexual contra una persona en edad escolar en forma reiterada de manera tal que causa daño, temor y/o tristeza en la víctima o en un grupo de víctimas. (Ginebra, Suiza. Buenos Aires, Argentina. 2018.)

Lea también Autorregulación emocional y las ventajas de desarrollarla

Dan Olweus (1983), uno de los estudiosos en el tema, indicó que “esta persecución bien sea física y/o psicológica sitúa a la víctima en una situación de la que difícilmente puede escapar por sus propios medios. Entre los efectos claramente negativos que le generan pueden estar: descenso de la autoestima, estados de ansiedad e incluso cuadros depresivos que le dificulta su integración al medio escolar, la adquisición de aprendizajes y en situaciones extremas pueden inducir al suicidio.  Las consecuencias del acoso escolar pueden ser severas llegando a generar patologías de la personalidad o del ánimo hasta la vida adulta.

CÓMO PREVENIR EL ACOSO

Imagen freepik
Las medidas preventivas deben basarse en la creación de un clima apacible en la escuela.

La psicoeducación puede ser una ruta relevante con respecto a la prevención del acoso escolar, teniendo en cuenta las graves secuelas que genera en la salud mental, como lo son el suicidio, la depresión, ansiedad y el desarrollo bio-psico-social de los adolescentes que lo experimentan. 

Se evidencia una necesidad constante de implementar modelos psicoeducativos en las instituciones educativas para fomentar la inclusión y el respeto, a las creencias, diversidad de género, estrato socioeconómico, raza o etnia, entre otros.

No debemos olvidar que la violencia se produce cuando se produce un impacto negativo sobre el individuo y el entorno en el que se desenvuelve el creador y el co-creador. Por esta razón, es importante que los estudiantes y en general los niños, adolescentes y adultos, adquieran habilidades que les permitan estar en paz con situaciones difíciles y conflictos sin recurrir a la violencia en la escuela y otras relaciones.

Para Aguilar (2011), las medidas preventivas deben basarse en la creación de un clima apacible en la escuela.” Sí los adolescentes reconocen técnicas de inteligencia emocional, podrán desarrollar y controlar de una mejor manera sus emociones para establecer relaciones de convivencia sanas con sus compañeros. 

Esto muestra la importancia de concienciar a la sociedad de las graves consecuencias, no sólo físicas, que tiene para las víctimas y espectadores. Los mayores daños que se producen en el ámbito emocional, con repercusiones psicológicas que afectan enormemente al correcto desarrollo del niño. De manera colateral aparecen dificultades de aprendizaje y altas posibilidades de fracaso o abandono escolar. El acoso escolar o bullying siempre es prevenible a través de comportamientos modificables. La intervención perfecta es la que engloba todo el conjunto de la sociedad, desde medios de comunicación a instituciones. (Núñez, 2016)


Bibliografía.

Olweus, D. (1993). Bullying at school. What we know and what we can do. Oxford: Blackwell.

Aguilar, T. (2011). Bullying. Factores de riesgo y consecuencias clínicas. (Tesis inédita de maestría o doctorado). Universidad de Maimónides, Argentina.

Núñez Quintero, S. (2016). Bullying: importancia de la aplicación de programas de prevención desde la etapa de Educación infantil.

Computadores Futuro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here