Los padres de familia que permitan la manipulación de pólvora por parte de menores de edad, podrán recibir una sanción económica y ser reportados ante el ICBF.

En 2019 Antioquia cerró con la cifra más alta de quemados en el país: 97 casos, varios de ellos con amputaciones y lesiones irremediables.

De estos, 20 se registraron en Medellín y muchos de ellos fueron solo observadores del mal uso de estos artefactos.

“Ya estamos muy grandes para estar tirando pólvora, estamos muy grandes para no cuidar a nuestros niños”, dijo el mandatario local, Daniel Quintero.

AUDIO: Daniel Quintero, alcalde de Medellín

Quintero advirtió que la presencia de casos graves de quemaduras durante la pandemia llevaría al límite la capacidad de atención en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El equipo de epidemiología de la Secretaría de Salud hará vigilancia sobre los casos de lesionados desde el 1 de diciembre de 2020 hasta el 9 de enero de 2021.

Este año se hará especial énfasis en el tema de líquidos calientes, teniendo en cuenta que se ha identificado que por cada lesionado por pólvora se registran hasta tres casos por líquidos calientes.

La Policía Metropolitana y las autoridades en general, realizarán jornadas de sensibilización y controles específicos en torno, no solo al uso de la pólvora, sino a los cuidados de accidentes producidos por líquidos calientes, problemática que se presenta con frecuencia en esta temporada.

Igualmente, se da inicio a la tradicional “Huellatón” liderada por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá que se realiza desde 2015 y que fue creada con el objetivo de generar conciencia en los habitantes sobre las afectaciones que produce el uso de la pólvora en la fauna silvestre, la flora y los animales de compañía.

Tenga en cuenta con la pólvora

Acompañe a los niños todo el tiempo. No los deje “al cuidado” de otros menores de edad.

Ningún artefacto es inofensivo. Cualquier dispositivo que contenga pólvora es peligroso y puede generar quemaduras u otro tipo de lesiones.

El ejemplo es vital, manipular pólvora frente a los niños promueve la imitación de este comportamiento.

Incentive celebraciones sanas, en familia y con mensajes positivos.

Con los líquidos calientes

Manipular con cuidado los recipientes que contienen líquidos calientes y no dejar que los menores estén cerca de éstos.

Para evitar derrames y quemaduras procure no trasladar de un lado a otro los recipientes con líquidos calientes.

No ponga en el piso ni acera recipientes con líquidos calientes.

No permita que los niños se acerquen a fogones y fogatas donde se prepare natilla, frituras u otro tipo de alimentos.

Los aceites de cocina también son combustibles, por tal motivo se deben ubicar lejos de la fuente de calor.

Las consecuencias del uso de pólvora en los animales

Quemaduras

Traumatismo severo especialmente en el sentido visual y auditivo.

Afectaciones en las extremidades de las aves por detonaciones.

Aturdimiento, sobreexcitación y sensaciones de perturbación de la localización, lo que desencadena una respuesta de huida que puede provocar choques con estructuras.

En el caso de los animales domésticos pueden presentarse algunas sensaciones como:

Taquicardia, temblores, insuficiencia respiratoria, aturdimiento, estrés, pérdida del control y temblor.

Los perros pueden sentir temor y huir, siendo víctimas en algunas ocasiones de accidentes o pérdidas.

Los gatos suelen correr detrás de los explosivos por curiosidad e ingerirlos, ocasionando lesiones y en algunas oportunidades pérdida de la vista.

La calidad del aire también se ve comprometida durante la alborada y demás celebraciones decembrinas.

A las partículas contaminantes generadas por la quema de combustibles fósiles, se suman gases contaminantes como el monóxido de carbono, óxidos de azufre, entre otros, que se concentran en el ambiente debido a las detonaciones de pólvora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here