Tres bandas especializadas en robo de motos y venta de drogas fueron destruidas mediante un operativo conjunto en Medellín e Itagüi.

0
5495
Vamos Belén

Tanto en Medellín como en Itagüi, la Policía Metropolitana desplegó operativos estratégicos para desmantelar bandas involucradas en el robo y desguace de motocicletas, así como en la venta de drogas ilegales. Estas operaciones fueron coordinadas con las capacidades tecnológicas de ambas ciudades. En total, se realizaron 11 capturas en tres acciones simultáneas con equipos especializados como resultado de varias semanas de investigación.

En dos viviendas de Itagüi, donde se había descubierto el almacenamiento y desguace de motos robadas en varios puntos del Valle de Aburrá, se realizó la primera diligencia. Allí fueron apresados ​​en flagrancia bajo los alias “El Mono” y “Guillermo”, quienes serán responsabilizados por recibir bienes y servicios, utilizar una marca falsa y publicar un documento público.

“El primer operativo fue dedicado a la desarticulación de una banda dedicada al hurto de motocicletas y autopartes. Es una operación integral que comprende el área metropolitana, específicamente entre Itagüí y Medellín, donde tenían unas rentas criminales mensuales de $750 millones. Este año tenemos la recuperación más alta de motocicletas en toda la década”, dijo el subsecretario operativo de la Secretaría de Seguridad, Coronel Omar Rodríguez Aranda.

Según la investigación, los involucrados se dedicaban a comprar motocicletas robadas para desarmarlas y comercializarlas a través de las redes sociales.

VIDEO: subsecretario operativo de la Secretaría de Seguridad.

Gracias a los sistemas de videovigilancia y reconocimiento de placas, la Policía Metropolitana ha recuperado más de 1.000 motocicletas, lo que aumenta en un 16 % los resultados, comparado con el mismo periodo de 2022. A su vez, el hurto a motocicletas ha bajado 18 % en todo el Valle de Aburrá, con 555 casos menos frente a 2022.
En otro golpe, dirigido a dos bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes, se desplegaron grupos especiales en Guayabal y Santa Mónica, donde fueron detenidas cuatro personas en flagrancia.

“Tenían rentas criminales que les generaban $150 millones por este tráfico. La Policía Nacional, en lo corrido del año, lleva 6.600 capturas por todos los delitos, cumpliendo así la estrategia, la lucha contra el delito en el Distrito”, explicó el subsecretario.

Fueron cinco allanamientos en los que se incautaron 13 libras de marihuana y 581 cigarrillos dosificados para su comercialización en Medellín e Itagüí. Fueron capturados tres hombres y una mujer, presuntos integrantes de una estructura con injerencia en los límites de las dos ciudades. Adicionalmente, se procedió con la judicialización de alias “Santi”, coordinador de dicha banda.

En Robledo se adelantaron siete diligencias de registro y allanamiento, cinco órdenes de captura y una notificación en centro carcelario.

Además, se encontraron dos armas de fuego, cartuchos, más de 100 dosis de marihuana, 72 dosis de cocaína, marihuana cripa y 100 gramos de marihuana en polvo. Uno de los detenidos fue “Barbas”, líder financiero y encargado de recolectar el dinero. A este grupo se le calculan rentas mensuales de hasta $700 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here