Este caso ya está en manos de las autoridades competentes. Foto referencia.

En esta era digital donde todo está sistematizado y las herramientas informáticas adquieren relevancia por su utilidad, también somos susceptibles del uso fraudulento y ser víctimas de acciones inapropiadas que muchas veces se configuran en delitos informáticos.

Tal es el caso de una vecina de Belén, quien perdió sus cuentas de Facebook y WhatsApp desde las cuales ahora se comunican con sus contactos, suplantando la identidad, para pedir dinero a su nombre.

Peor aún, la víctima tuvo contacto con los ciberdelincuentes y ahora la extorsionan exigiéndole dinero a cambio de los datos para recuperar sus cuentas personales.

Todo comenzó desde la tarde anterior, cuando varios amigos de la víctima la enteraron de que estaban solicitando dinero a su nombre, tan fácil como pedir plata prestada para sacarla de un supuesto apuro.

Utilizando un lenguaje cercano, conciliador y amigable, los delincuentes abordaron a los contactos de la víctima en su nombre como se puede leer a continuación. Además utilizaron una foto de sus perfiles para dar mayor credibilidad.

Fueron varios los intentos de los delincuentes para conseguir dinero de entre los contactos de la víctima.




Pero ya advertidos, no todos siguieron el “jueguito” de la estafa por parte de los delincuentes.

¿Qué hacer?

Las plataformas de Facebook y WhatsApp tienen protocolos establecidos en caso de cuentas robadas, falsas o hackeadas.

Consejos de seguridad

Para evitar que esto pase y que roben tu cuenta, puedes seguir una serie de consejos muy sencillos.

Protege tu contraseña de Facebook y no la uses en otros sitios o páginas ni tampoco la compartas nunca con nadie.

Utiliza contraseñas seguras: Se consideran contraseñas seguras aquellas que tienen un mínimo de 10 caracteres entre mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.

No pongas contraseñas que sean muy sencillas de adivinar: 1234 no es buena idea para usar en una contraseña.

No compartas tu información de inicio de sesión para acceder a aplicaciones, juegos o redes sociales, dado que pueden hacerse pasar por sitios parecidos o fiables pero no lo son.

Cierra sesión cuando utilices un ordenador compartido.

No aceptes solicitudes de amistad de personas que no conoces.

No pulses en enlaces sospechosos aunque te los haya enviado un amigo o una empresa que conozcas, tampoco en correos electrónicos o publicaciones que aseguren ser de Facebook.

Usa los contactos de confianza y configúralos cuanto antes.

Revisa habitualmente dónde has iniciado sesión y cuándo.

Activa la autenticación en Facebook.

Configura las alertas de inicio de sesión no reconocidos.

En WhatsApp

Nunca compartas tu código de verificación de WhatsApp con nadie, ni siquiera con tus familiares o amigos. Si por algún motivo compartiste tu código y pierdes acceso a tu cuenta de WhatsApp, lee las instrucciones a continuación para recuperar tu cuenta.

Este caso en particular ya está en conocimiento de las autoridades competentes, quienes recibieron la denuncia y ahora están tras la pista de los delincuentes.

En esta página de la Policía Nacional puedes denunciar si eres víctima de delitos informáticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here